sábado, 2 de julio de 2016

No estaba muerto, estaba de parranda (y emparejado).

Ya no me disculpo más veces por desaparecer, aunque esta vez ha sido demasiado tiempo. Se que lo volveré a hacer, y vosotros también. Así que no voy a hacer promesas vacías, pasemos a lo interesante.

Casi me había olvidado del blog, pero no quería borrarlo, porque en el fondo me gusta. Ha pasado más de un año, y han cambiado muchas cosas. Para empezar, sigo viviendo al norte de los Pirineos. No en Alemania, me ha salido un trabajo de lo mío (por fin) en un país centroeuropeo, trabajo que haré hasta Septiembre. Después, vuelta a Alemania.

¿Y por qué vuelves a Alemania, Alan?

Primero: Tengo novio. Un novio alemán. Desde hace seis meses, poco antes de que me saliera este trabajo. Y si algo tengo claro en esta vida, es que no quiero relaciones a (larga) distancia.

Segundo: El monotema de los exiliados, el trabajo. Me niego a cobrar 1000 euros en Madrid (si es que encuentro trabajo, y si es que llega a ese sueldo). En Alemania no es difícil llegar a los 2000 euros netos al mes si trabajas en algo cualificado, y los precios no son mucho más caros que en España. Así que la cosa está clara.

Tercero: Ahora sí, de verdad me gusta Alemania. Estaba amargado en aquella ciudad enana, allá cuando abrí el blog. Pero eso es como vivir en Cuenca y decir que no te gusta España, cuando no has vivido en Madrid o Barcelona. He conocido bien las ciudades grandes, he salido, he hecho amigos. Y ahora Alemania me encanta, estoy deseando volver.

Cuarto: Lo de las últimas elecciones. No es motivo para cambiar mi vida, pero desde luego que me hace reafirmarme en mi decisión de no volver. Qué país. Ya escribiré algún post aclarando mi ideología y tal, que siempre es un tema polémico xD

Y hablando de España, estoy que casi tengo ganas de llorar porque me pierdo el Orgullo de Madrid. No me han dado vacaciones estos días. Asco de vida.

miércoles, 7 de enero de 2015

Dos de tres.

El título lo dice todo. He estado entre mi pueblo y Madrid, visitando a familiares por todos lados. Todo el mundo quería verme tras estar fuera de España, hoy puedo finalmente decir que he cumplido con todas mis obligaciones familiares para unos meses por lo menos. Uf.

Como me aburría en el pueblo, me instalé Bender, a ver si había alguien interesante. Y lo esperado: gente de mas de 35/40 años, el 80% armarizados, y el otro 20% daban menos conversación que mis plantas, iban directamente a follar, y encima eran horribles. Está claro que los guapos se van (nos vamos, je) a las capitales, no encuentro otra explicación.
Al cabo de dos días empecé a hablar con un chico de 25 años que no tenía foto, y era muy muy simpático y un poco salidillo, sin pasarse. Me salía a 10 km, y me pedía quedar esa misma noche, le dije que sin verle la cara nada, y al final accedió. Me pasó un par de fotos de esas tan indeterminadas que no sabes si el chico es un 8 o un 4 (sobre 10, se entiende). Temiéndome lo peor, cogí el coche después de cenar y en su pueblo me planté bien arreglado. Era un 4 raspado, siendo generosos. Pero era muy simpático y muy gracioso, me hizo reír bastante, y estuvimos hablando un par de horas. Ahí me empecé a plantear que ese 4 podía ser bastante mas.

Yo mido a los chicos con tres cosas básicas que me importan: el físico, la gracia, y lo interesantes/inteligentes que sean. Puedo prescindir de una de las tres cosas para que un chico me cautive (si tiene las tres me caso con él, pero los que las tienen ya están todos pillados o son unos gilipollas). Puedo estar con un chico tonto pero guapo y que me haga reír. Dos de tres. Puedo estar con un chico feísimo que me haga reír y pueda pasar las horas muertas hablando con él de cosas interesantes. Dos de tres. Puedo estar con un chico guapo e interesante, pero que no tenga ni pizca de gracia. Dos de tres. Lo vais pillando, ¿no?

Bueno, volviendo a aquella noche. Me sentía tan a gusto que no sé ni cómo, al rato nos estábamos liando. Besaba bien. Fuimos a mas. La chupaba bien (mira que es difícil encontrar a alguien que lo haga en condiciones). No follamos, pero era pasivo casi total. Más puntos para él.
Total, que me fui a casa muy contento. Me había convencido y había conseguido que me diera igual su físico. Todo genial hasta la mañana siguiente y los días posteriores, que se puso pesadísimo. Empalagoso, controlador, whatsappeando a todas horas, queriendo quedar inmediatamente, etc. Así que le di largas de forma suave, y a otra cosa. Bastante tuve con mi ex, soy alérgico al control.


Eso ha sido lo mas curioso de mis navidades. Lo demás como siempre, salir mucho, destrozarme el hígado y ponerme gordo con la comida de mami. Ah, y me tocó la lotería de Navidad, unos 300 euros. Estoy pensando qué voy a hacer con ellos y no los he gastado aún, que luego vuelan y no sé ni en qué,

Me despido ya, nos leemos, guap@s :*

PD: Vaya MIERDA de tiempo que hace. En invierno, especialmente en Navidad, quiero nieve. Esto parece verano.

viernes, 28 de noviembre de 2014

Todo está fatal.

Ya estooooooooooy de vuelta por aquí. No he querido escribir antes porque no he tenido tiempo, sencillamente. Estoy ocupado todos los días, entre la vida social y las obligaciones... Creo que echaba tanto de menos todo esto que ahora estar aquí me parece maravilloso, y no puedo parar!! Ya se me pasará.

Estoy borrando algunas entradas y cosas anteriores, porque he contado demasiado de mi vida y cualquiera que entre y me conozca un poco, va a saber quién soy, y ya se sabe que el mundo es un pañuelo, y mas entre gays. No me sentiría a gusto si no pudiera contar todo, todo lo que se me pasa por la cabeza y lo que siento, así que daré menos detalles a partir de ahora, pero contaré cosas mas "profundas" (guiño guiño).

Ahora que me he "asentado" y ha pasado un poco mi euforia inicial, ya puedo escribir con mas objetividad, y lo que mas me ha chocado al volver ha sido lo MAL que está España. Mal, fatal, por todas partes. Quizá me deslumbra el contraste tras venir de un país en el que las cosas funcionan, pero de verdad que esto es un desastre, incluso en Madrid, que se supone que es donde mas se mueve la cosa. Poco a poco parece que baja el paro y  al menos no va a peor, pero lo único que veo en la calle es gente sin esperanza, y sin poder hacer un plan de vida. Ya no es el hecho de encontrar trabajo para sobrevivir... ¿Quién puede pensar en formar una familia, en gastar dinero en algo que le guste o en tener hobbies? Como digo, muy triste. He venido de un país parecido a la España de 2006 (solo que allí no hay burbuja), en el que la gente sonría, gasta dinero, no tiene miedo al futuro, se cambia de trabajo, tiene hijos, etc. De verdad, hasta que no me he ido fuera no me he dado cuenta de verdad de lo mal que está esto.
Cada día tengo mas claro que mi paso por España es temporal, que me voy a ir en uno o dos años, quién sabe si a Alemania, a Irlanda o donde vea que tengo una oportunidad mejor. Porque aquí no hay forma de prosperar, y afortunada o desgraciadamente, soy una persona con bastante ambición, soy muy trabajador, y me gustaría llegar a algo.

Por otra parte, con lo que me gustan a mí los rubios, estoy casi hasta de bajón. Menos mal que en este país lo que falta de rubio se compensa con lo que sobra de salero. Muy guapos los alemanes, pero un poco aburridos también.



Parece que solo digo cosas malas de España, así que voy a decir una buena: la calidez de la gente. Es maravilloso que la gente se meta en tu vida, que no haya complejos, que todo sea tan fácil. Echaba mucho de menos esto, porque ya se me estaba agriando el carácter por allí arriba. El llamar a alguien para quedar esa misma tarde, el humor, el cotillear (soy un marujo, no lo puedo evitar), el conocer gente y a los cinco minutos ser mejores amigos, el irte de cena un Martes y volver a casa a la una... Echo pestes de España, pero si tuviera un buen trabajo aquí, no me echaban ni con agua hirviendo.

De rollos, amores y demás, ya escribiré otra entrada, que esta ya es muy larga. Ya no prometo escribir con mas frecuencia, porque sé que lo voy a incumplir. Así que, nos leemos :*

lunes, 13 de octubre de 2014

Nervios



Lo sé, lo sé. Casi un mes sin escribir nada. Pero es que no hay mucho que contar, mi vida aquí sigue igual que desde la última entrada, salvo porque cada día tengo mas nervios porque se acerca el día de volver a España.

Vuelvo con dinero y con ganas de hacer mil cosas, de quedar con mil amigos, y de no parar. Cómo se echa de menos Madrid cuando uno está fuera, y qué poco se aprecia cuando se está allí. Aunque la ciudad no es lo que era hace años, sigue siendo increíble para mí.
Eso sí, antes de volver me he hecho una promesa: Voy a dejar de leer los periódicos. Siento decirlo, pero España me amarga, me duele, me cabrea. Con el tema del ébola y el debate alrededor de la enfermedad, mi país ha llegado a un punto de patetismo tal que ya no lo soporto. No quiero saber NADA. Voy a dedicarme a vivir feliz y se acabó, porque no hay remedio. Tiro la toalla.
No sé si es que desde Alemania me he acostumbrado a que lo normal es que los políticos no la caguen todos los meses, pero como digo, he llegado a mi límite con España. Miraré el Telediario de reojo para enterarme de lo básico, y ya.

Por cierto, he abierto la entrada con un gif de House of Cards. Me he visto las dos primeras temporadas del tirón, qué serie TAN tremenda. Tengo que reconocer que me apasiona la política, y en especial la estadounidense (todo lo que tiene que ver con EEUU mas bien xD), y cuando la vi anunciada en Netflix no dudé ni medio segundo.
Hablando de Netflix, en España aún no está disponible, acaba de salir en Alemania, pero he descubierto un VPN que me va a permitir usarlo como si estuviera en EEUU. Por 8 euros al mes, todas las series y películas que quiera, legalmente y con idioma y subtítulos a la carta. ¿Qué mas puedo pedir?

martes, 16 de septiembre de 2014

Decisión tomada

Tranquilos chicos, no he muerto (estaba de parranda).

...

...

...

Lo siento, no he podido resistirme. Pobre Peret.

Hablando de, en menos de dos semanas menuda racha llevamos. Aparte de lo de Peret, han caído Botín e Isidoro Álvarez (ECI). Mucho chistes sobre Amancio Ortega y la duquesa de Alba estos días por Twitter, la verdad es que está yendo una generación que ha controlado España durante décadas. Y no han hecho un buen trabajo que digamos.



Volviendo a cosas mas importantes (YO) que el país entero, siento no haber escrito, me propuse escribir a menudo en el blog y ha pasado casi un mes. Dijé en mi última entrada que iba a decidir algo importante a medio plazo. Pues bien: vuelvo a España. En Noviembre.

Es una pena, porque ya me estoy acostumbrando a esto. Se vive MUY bien aquí, pero mucho. La barrera del idioma y en parte la cultural han impedido que me sienta como en casa, pero superada la primera, no me sería difícil vivir aquí a largo plazo. En una ciudad grande, eso sí.


Resumiendo: me encanta Alemania, y volveré algún día (si España sigue como hasta ahora).

Me voy porque no he terminado de estudiar, me queda un año, y prefiero centrarme en ello en España. También seguiré estudiando alemán allí, hasta tener el B1 (el real, no el que te dan con diploma. El que haya estudiado idiomas sabrá la diferencia). Aquí no estoy trabajando en "lo mío" y por mucho que me guste ser independiente, las cosas mejor con calma. No voy a mentir, me revienta vivir con mi familia. Les quiero mucho, y me dan total libertad (nada de frases tipo "mientras vivas en esta casa..."), pero no estoy a gusto. Aún así tendré que aguantar un año.

Para vosotros, queridos lectores, esto es una gran noticia. Mi vuelta a Madrid significa estar de nuevo con todos mis amigos, salir continuamente, conocer chicos nuevos... Y por qué no decirlo, zorrear un poco.

Bueno, a grandes rasgos, así va a ser mi vida el próximo mes. No me gusta hacer largas las entradas para no aburrir, así que os dejo aquí. Pero como tengo mas cosas que comentar, voy a escribir otra entrada ahora mismo, y la programo para mañana.


Auf Wiedersehen!


PD: Gracias a Christian Ingebrethsen por comentar, habría tardado mas en escribir si no hubiera sido por su toque de atención. Eres mi primer seguidor :),

viernes, 22 de agosto de 2014

Mejorando.

Estoy MUY contento con mi nivel de alemán.

El Miércoles fui al banco para abrir una cuenta nueva, y la chica que me atendió no sabía ni papa de inglés. Para que luego digan que aquí lo hablan todos, JA. Es cierto que la mayoría de jóvenes tienen un nivel muy bueno (comparando con España da vergüenza), pero hay mucha gente que no sabe nada, sobre todo los de mas de 30 o 40 años.
Total, que conseguí hacer todo el trámite en alemán, no sin dificultades, claro.
Y ayer fui a la peluquería, como cada mes, porque reniego del pelo largo desde hace tiempo (ya volverás Alan...), y conseguí hacer entender a mi peluquera favorita (sí, ya tengo una) cómo quería exactamente mi pelo. A ella sí le perdono que no sepa inglés, tiene casi 60 años.

He empezado a hacerme unas tarjetas con palabras en alemán y por el otro lado en español, para aprender vocabulario. Me he puesto como objetivo 20 palabras al día, que no es poco. En un mes, si cumplo, sabré unas 600 palabras nuevas. Y lo estoy notando muchísimo llevando menos de una semana con ello.

Por lo demás nada nuevo, me sigo aburriendo bastante por aquí, y así voy a seguir hasta que me mude dentro de un año. Sven me invitó al CSD de Kassel (Cristopher Street Day es como llaman aquí al Orgullo Gay), y tenía ganas de ir aunque esté un poco lejos con el coche, pero no voy a poder :( Cosas del trabajo. Es una pena porque quería ver algo diferente a lo de España.

Lo bueno de aburrirme tanto es que no estoy gastando dinero, y he ahorrado 700 euros en dos meses. Ahora que no gasto me estoy dando cuenta de lo manirroto que he sido siempre... Creo que solamente en Zara desde que tengo 18 años me habré gastado tranquilamente 2000 euros, y en las copas de Chueca mejor no pensar.

Tengo algo importante que escribir sobre mi futuro a medio plazo, algo que he estado pensando estos días... En la próxima entrada os cuento.

Besos, guapos :*

lunes, 11 de agosto de 2014

Sobre mí: 17 años de mi vida en un post.


Bueno, ayer no tenía mucho tiempo y no pude contar mucho sobre mí, así que allá voy.

Tengo 21 años y nací en Madrid. Viví pueblo pequeño hasta los 17 años, y tuve una infancia y una adolescencia muy felices. Creo que ser de pueblo es genial, de pequeño tienes muchísima libertad, amigos para siempre, y para toda la vida tienes un sitio que consideras como tuyo. De hecho mi mejor amigo sigue siendo el mismo desde que nos juntamos con dos años en la guardería, y me considero muy afortunado por ello :)

Creo que era muy "normal", sea lo que sea eso. Tuve novias, bebía con mis amigos a escondidas, probé el tabaco (y menos mal que no cogí el vicio xD), miraba porno de forma obsesiva, discutía con mi madre por las tonterías típicas... Lo típico de la edad. Mas o menos hasta mis 16 años.

Yo ya lo sospechaba, y en mi interior lo sabía. Era gay, o al menos bisexual. Pero no pensaba en ello. Era algo muy extraño, era capaz de masturbarme pensando en chicos o viendo porno gay, pero luego no admitirlo en mi cabeza, y mucho menos ante otra persona. Cuando por fin lo admití ante mí mismo, empecé a entrar en blogs como este, y a conocer chicos gays que estaban en mi situación. Pasaba muchas horas en Internet, y en Messenger (bendito programa) conociendo chicos, y también usando la cam... Creo que habré visto mas de 100 rabos a través del Messenger, y no exagero. Siempre me ha podido la curiosidad, y soy una persona con pocos límites, ya os iréis dando cuenta.




Con 17 años me fui a vivir a Madrid para empezar la universidad, y ahí llegó el desmadre. Empezó mi vida, con todo lo bueno y lo malo que ello supone. Quedé con los chicos de los blogs, chicos de los chats, etc. Solo como amigos, claro, que uno era decente (JA). No pasó nada hasta que conocí al que sería mi primer novio, Adrián. Por entonces yo no tenía una moral muy rígida que digamos, y reconozco que se lo robé vilmente a un amigo, pero es que era TAAAAN guapo. Pero mucho. Con él perdí la virginidad, cosa que no me impresionó para nada. Ojalá la hubiera perdido con alguien que hubiera sabido qué hacer con ella. También debí haber imaginado, que igual que dejó tirado a mi amigo, me iba a dejar a mí, al día siguiente de perder mi virginidad, cuando yo estaba mas enamorado. Enamorado, con todas las letras, como lo está uno en la adolescencia, y ama con todo el corazón y el cerebro no le frena, y daría su vida por un par de besos. Angelito... Fue una putada, pero lloré lo necesario, y adelante. Hace poco le agregué en Facebook, y hablamos de vez en cuando. Tiene novia y me alegro por él, aunque la pobre no debe de saber que él come nabos por los dos.

Ya no me apetece contar mas, mañana, o cuando me apetezca, empezaré a escribir sobre mi vida actual. Ya me conocéis un poco :)

Besos, guapos :*

PD: Recuerdo que vi la película American Beauty (película prehistórica) con mi madre con unos 15 años, y cuando llegó la escena en la que el vecino loco al final intenta besar al protagonista, y se ve que era un gay reprimido, mi madre me dijo: "No te rías, hay gente así, y tú también podrías ser gay sin saberlo tan joven, o estar ocultándolo". Vaya ojo tiene mi madre.